Derecho a la tierra y vivienda de las comunidades afrodescendientes
Fuente: Choike
Elsa Duhagon

Foro Social Mundial, Porto Alegre
27 de enero de 2005

Se realizó con mucha concurrencia el taller convocado por CONAQ (Coordinación Nacional de las Comunidades de Quilombos / Brasil), ACONERUQ (Asociación de las Comunidades Negras Rurales Quilombolas/MA-Brasil), COHRE (Centro por el Derecho a la Vivienda contra Desalojos), Social Watch, ISA (Instituto Socio-Ambiental / Brasil), Instituto Polis / Brasil, Centro de Justicia Global, Terra de Direitos/ Brasil, Asociación Brasilera de Antropología, Red Social de Justicia y Derechos Humanos.

Participaron con sus testimonios integrantes de diferentes comunidades quilombolas brasileñas, a quienes se sumaron trabajadores afrodescendientes del Centro de Trabajadores de Miami y el antropólogo Alfredo Wagner entre otros.

La actividad tuvo como objetivo rescatar la historia de la conformación de los territorios étnicos de comunidades Afro-descendientes en América Latina y la evolución de la protección jurídica de su derecho a la tierra y a la vivienda en el ámbito del sistema internacional de derechos humanos. Fueron discutidas las violaciones al derecho a la tierra y a la vivienda de estas comunidades y las alternativas de solución. Uno de los objetivos importantes fue el lanzamiento de la campaña por la regularización de los territorios de Quilombos de Brasil

Representantes de comunidades de Alcantara, Maranhao y de Vania, Rio de Janeiro, intervinieron con fuertes testimonios sobre los conflictos de tierras y los atropellos que sufren sus comunidades: permanente riesgo de desalojo, desalojos forzados, intimidación de los grandes propietarios o corporaciones, explotación económica de recursos naturales y minerales, etc.

En Alcantara, la instalación del Centro de Lanzamientos Espaciales ya produjo casi 350 desalojos de familias y otras 500 corren peligro de seguir los mismos pasos. En Vania las tierras quilombolas han sido ocupadas por la Marina. En Espíritu Santo, San Mateo, la empresa expulsadora es la Aracruz, productora de celulosa. En esta zona, además, la plantación de eucaliptus ha producido un impacto negativo en la vegetación, arrasando con su diversidad.

Los participantes de EEUU se refirieron a dos características de comunidades afrodescendientes: las urbanas y las rurales. En ambas se sufren diferentes tipos de desalojos: en las ciudades por medio de la especulación con la vivienda y en las rurales por diversos medios. El más perverso es la instalación de fábricas que generan un gran nivel de polución, produciedo envenamiento de la población.

Hablando con Josilene Brandâo
Dirigente de la Coordinación Nacional de las Comunidades de Quilombos - CONAQ

Choike: ¿Cuál es la reivindicación que ustedes consideran más importante, en estos momentos, para las comunidades quilombolas?

Josilene Brandao: Nuestros esfuerzos y energías están volcadas en la regularización y obtención de títulos de nuestros territorios. Hay un número muy pequeño de áreas de quilombos tituladas en Brasil. Esto dificulta cualquier otra discusión sobre políticas públicas, de educación, salud.

Al no estar reconocidos nuestros territorios, el gobierno brasileño no consigue impulsar políticas coherentes para nuestra causa. Por ejemplo, se crean politicas "para los pobres" en general, y los fondos van sin planes, sin reconocer la característica de etnia, nuestra forma de vida, la situación social. Las políticas pensadas de esa forma no van a resolver los problemas, sino que van a crear más problemas.

Es por eso que nuestra gran bandera es conseguir los títulos.Esa es nuestra bandera ahora, aunque no quiere decir que no estemos empeñados en conseguir otras políticas. Queremos discutir políticas de salud, de educación. Nuestros niños no estudian, cuando llegan a la escuela ya tienen 10 años, no tienen derechos garantidos, no tienen salud ni vivienda digna.

Otra exigencia nuestra, que también tiene que ver con la titulación, es que el gobierno realice un relevamiento exacto de la población quilombola de Brasil. Hasta ahora no existe, por lo tanto el gobierno no sabe cuántas son y dónde están las comunidades negras brasileñas. Esta ausencia de datos ha generado muchos problemas pues la ausencia de datos dificulta la generación de políticas.

Ch.:¿Cómo se relacionan económicamente en las quilombolas?

J.B.: Las poblaciones quilombolas difieren de otros grupos en su forma de vida y también en la forma económica, en la producción. También son diferentes los aspectos culturales.

La división del trabajo es colectiva. La gente trabaja para el interés de todos: un día voy a la casa de un compañero, luego él viene a la mía. Cada uno tiene su producción, pero todos ayudan a la de todos. Entonces, es diferente la división del trabajo, es diferente la producción. Generalmente no se tiene dinero, lo que hay son productos que se intercambian por otros. La tierra es utilizada colectivamente, es un patrimonio de la colectividad. El uso común de la tierra y de los recursos naturales es colectivo. Eso hace que las relaciones sociales sean diferenciadas y que la preservación de la naturaleza sea un elemento vital para nuestra vida y sobrevivencia como comunidad.

La gente también vive en la naturaleza con un sentimiento religioso, con la preocupación de preservar los recursos, los montes, el agua. Usted va a encontrar comunidades quilombolas con las tierras totalmente desvastadas, pero aun así conservan el espíritu colectivo.

Ch.: ¿Hay progresos?

J.B.: Si, uno importante es que nos sentimos más fuertes. Aunque aun faltan muchas cosas, entre otras falta de reconocimiento. Pero si miramos diez años atrás, ni se sabía lo que eran los quilombos en Brasil. Ahora hemos conseguido difundir nuestra situación y dialogar con otras regiones. Esto ha fortalecido nuestra organización. Se puede decir que necesitamos más fuerza y más organización para llegar a todas las comunidades.

Quilombos: comprendiendo su significado

Debido a la situación degradante a que estaban sujetos los esclavos en Brasil, éstos se organizaron en comunidades de
Quilombos, territorios étnicos de resistencia como alternativa de organización social ante la modalidad de explotación del trabajo negro. Los quilombos marcaron el período esclavista en casi todo el territorio, convirtíendose en un fenómeno nacional y alcanzando diversos niveles de organización.

Es importante destacar que los quilombos no surgieron solamente a partir de fugas de esclavos, procesos insurreccionales o de grupos aislados. Los esclavos que se rebelaron fueron quienes dieron origen a los quilombos. Pero estas comunidades continaron desarrollándose y también fueron formadas a partir de las donaciones de tierra o por la compra de tierras por los propios esclavos luego del sistema esclavista. Existe también una territorialidad derivada de ordenes religiosas de cultos afro-brasileños.

Hoy, la autodeterminación de las comunidades negras rurales que permanecen en quilombos se da por razones de costumbres, tradiciones, condiciones sociales, culturales y económicas específicas que las distinguen de otros sectores de la colectividad nacional.

La vinculación de las comunidades al territorio presenta como característica principal -además de ser fundamental para la sobrevivencia física del grupo- ser indispensable para su identidad cultural y cohesión. La protección y afirmación de los derechos económicos, sociales y culturales de las comunidades quilombolas implica necesariamente la regularización de los territorios ocupados.

Desde el año 2003 el reconocimiento y titulación de quilombos se ha atribuido al INCRA (Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria), por medio del decreto 4.887. Posteriormente, la normativa elaborada en 2004 prevé convenios para la realización de investigaciones para orientar el proceso de demarcación y titulación de las tierras.

English version


compartir:   º
Imprimir imprimir   Enviar enviar   corregir 
OPINE AQUÍ >>



 
En profundidad
Desarrollo de temas específicos.
Políticas afirmativas para afrodescendientes
Los afrodescendientes y sus derechos civiles, políticos, económicos y sociales
Afrodescendientes y racismo en América Latina
El mito de la igualdad racial en América Latina
Conferencia Mundial Contra el Racismo - 2001
Tres mil delegados del todo el mundo compartieron sus luchas, propuestas e historias

Información relacionada

Futuro abogado de comunidad quilombola defiende restricción de acceso a los conocimientos tradicionales (Cidadania na Internet)

Núcleo de Estudios sobre Identidad y Relaciones Interétnicas - NUER

Miami Workers Center (Centro de Trabajadores de Miami)

Centre on Housing Rights and Evictions (COHRE)

Convenio sobre pueblos indígenas y tribales (OIT)

Choike es una iniciativa del Instituto del Tercer Mundo con el apoyo de Hivos y Mott Foundation
www.choike.org | Contacto | Teléfono / Fax: +598 (2) 902-04-90 | 18 de Julio 1077/903, Montevideo URUGUAY