Cumbre del G8 2005

Fuente: Adital
El equilibrio internacional de poderes se ha desplazado en perjuicio del G8. Sin embargo, el G8 aparentemente no se rinde. En lugar de eso transfiere cada vez más enérgicamente sus funciones a la esfera de lo simbólico. Diciembre, 2006 [ampliar]
ANTECEDENTES

La reunión anual del G8 reúne a jefes de estado de los países más ricos (Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Japón, Italia y Canadá) en un proceso que comenzó en 1975. Rusia también participa, aunque no como miembro pleno, desde 1994. Estas reuniones se ocupan de temas que van desde las políticas económicas a los problemas de seguridad. Aunque no es una "institución", el G8 es un proceso importante de alto nivel. Además de estas reuniones anuales de los jefes de estado, los países del G8 también organizan otras cumbres ministeriales.

Desde hace años se vienen realizando eventos alternativos paralelos, donde participan organizaciones de la sociedad civil, que critican esta cumbre por defender los intereses de los ricos y poderosos a expensas de la mayoría de los habitantes del planeta.

En 2005, el Reino Unido obtuvo la presidencia del Grupo de los 8. El primer ministro Tony Blair había declarado que esta Cumbre que se realizó en Julio de 2005 en Gleneagles, Escocia, se enfocaría en Africa y en el cambio climático. Desde días previos a la reunión se les reclamó desde diversos ámbitos a los jefes de estado que expusieran estrategias serias contra la pobreza y sobre el cambio climático.

Finalmente la cumbre finalizó sacudida por los ataques terroristas del 7 de julio en el subterráneo de Londres, con la oferta de una ayuda para Africa de 50 mil millones de dólares y 9 mil millones de ayuda adicional para los palestinos durante los próximos tres años. El G8, ayudado por el despliegue mediático, eludió vincular el atentado en Londres con la guerra en Irak, aprovechando en cambio la ocasión para implementar medidas "más duras contra el terrorismo". Resumiendo la reunión, el primer ministro Blair reconoció que “no es todo lo que todo el mundo deseaba pero es un avance.” Ver Resumen de la Declaración del G8 (en inglés)

Kumi Naidoo, presidente del Llamado Mundial a la Acción contra la Pobreza (GCAP) expresó que “la gente ha rugido mientras el G8 ha susurrado”, a modo de balance sobre los logros obtenidos en esta reunión, agregando que “A pesar de las constantes demandas de personas en todo el mundo por un comercio justo resulta desesperadamente decepcionante que los líderes del G8 no logren actuar de la forma apropiada en torno a este tema. El acuerdo anunciado sobre la deuda es un pequeño y tardío paso en la dirección correcta y si bien es bueno que se haya reconocido el principio de la cancelación del 100%, se necesitará hacer mucho más en relación al número de países, la cantidad de dinero y la erradicación de condicionalidades.”

“El Llamado Mundial a la Acción contra la Pobreza continuará acumulando presión sobre todas nuestras demandas, incluyendo la cancelación de la deuda y desafiando a las estructuras de la injusticia, en el camino hacia la Cumbre del Milenio sobre Desarrollo a celebrarse en setiembre y a la reunión de la OMC en diciembre.”

“Dada la trayectoria de los líderes del G8 en materia de promesas rotas, también vamos a estar controlando de cerca sus compromisos."


En su declaración final, el club de los poderosos defendió el principio de la privatización, a pesar de centenares de estudios, varios de ellos aceptados por el Banco Mundial, dando cuenta de procesos de privatizaciones rápidos y sin limitaciones que han arruinado varias economías. Sin embargo, el grupo no hizo ninguna mención a los millonarios subsidios que otorgan la Unión Europea (UE) y Estados Unidos a sus productores agrícolas, perjudicando a los cultivadores africanos. El grupo además ofreció apoyo a iniciativas para impulsar al sector privado a través del Banco Africano de Desarrollo. Los países del G-8 "enviaron un claro mensaje de que sólo considerarían actuar en los países pobres si éstos se liberalizan", señaló Peter Hardstaff, del Movimiento Mundial para el Desarrollo. Según John Hilary, del grupo War on Want (Guerra a la Pobreza) el G-8 ha endurecido su postura sobre el comercio, pues el grupo ”obliga a más países a abrir sus mercados, amenazando a millones con la miseria" (de IPS).

El comunicado final del G8 subraya principios generales sobre el cambio climático, pero no incluye acuerdos específicos para la reducción de emisiones de ”gases invernadero”, como exigían los ambientalistas.

Las organizaciones involucradas en la campaña contra la pobreza, entre ellas Make Poverty History, consideran que lo obtenido de esta reunión está muy lejos de lo que reclaman millones de personas alrededor del mundo.

Un elemento polémico que se ha incorporado a los eventos que acompañaron esta reunión del G8 ha sido la campaña de conciertos organizadas por el rockero Bob Geldof, el "Live 8". Esta fue una iniciativa que se sumó a las campañas contra la pobreza ya diseñadas, que conmemoraba los 20 años de el primer Live 8, realizado contra la pobreza en Africa.

Se le ha criticado la falta de profundidad política de su planteo, la trasmisión de un optimismo falso basado en el mensaje de que la pobreza se puede vencer de un plumazo y sólo se necesitaría buena voluntad. La forma como era presentada la pobreza en Africa buscando generar lástima y compasión fue ampliamente rechazada por líderes y organizaciones africanas, quienes criticaron que se hable "acerca de ellos sin ellos", proponiendo a su vez a los africanos una consigna para enfrentar estas políticas: "Nunca más sobre nosotros sin nosotros".

También se ha considerado que los conciertos han contribuido a un proceso más amplio de desinformación mediática, siendo funcionales a los objetivos del primer ministro Tony Blair y a los intereses del Reino Unido. No hubo ninguna mención a la realización ni a las conclusiones del Tribunal Internacional sobre Irak realizado en junio de 2005 en Estambul.

Bob Geldof declaró que la ayuda anunciada por el G8 salvaría millones de vidas en Africa y atacó lo señalado por Kumi Naidoo, presidente del Llamado Mundial a la Acción contra la Pobreza quien expresó que “la gente ha rugido mientras el G8 ha susurrado”. Geldof contestó preguntando: "¿Cuándo diez millones más de personas vivas se convierten en un susurro?", y a su vez afirmó que esta reunión "logró un diez en ayuda y un ocho sobre diez en alivio de deuda".

Para finalizar , nos parece oportuno rescatar este análisis sobre el carácter de la solidaridad internacional:

La solidaridad internacional (...) "ha sido entendida por los socialistas principalmente en términos de identidad o creación de identidad, particularmente la de las clases o categorías oprimidas y divididas, en oposición a los opresores poderosos y unidos. Entre los 'desarrollistas' y/o 'Tercermundistas del Primer Mundo' se ha entendido principalmente en términos de sustitución, de defender, o reemplazar, a un otro más débil o más pobre. Si cualquiera de estos significados parciales se toma por el total, probablemente terminaremos sin solidaridad".

(...) "A menudo se hace referencia a la "ayuda para el desarrollo" como "solidaridad" pero, por supuesto, ella pertenece más significativamente a las tradiciones y discursos de la caridad cristiana y del estatismo para el bienestar reformista. Comprender que la relación de la sociedad civil en el eje Norte-Sur está dominada por estos discursos permitiría pasar de la caridad (y de lo que los latinoamericanos llaman asistencialismo) a la solidaridad. Podría, más aún, ayudar a los tercermundistas del Primer Mundo a distinguir la naturaleza de su proyecto de aquéllos de los paternalistas (o maternalistas, para el caso) del desarrollo".
Extraído de 'El sueño olvidado de Rosa Luxemburgo. Un ensayo bibliográfico y agenda para la investigación sobre las mujeres, el feminismo y la solidaridad internacional', Peter Waterman, 1992.

Fuentes: IPS, ALAI y GCAP

Imprimir   Enviar    corregir 
      English version
DESTACADOS
mÁs sobre este tema
 

Información oficial e iniciativas de la sociedad civil

G8 en Gleneagles 2005

Llamado Mundial a la Acción contra la Pobreza (GCAP)

Make poverty history

Live 8

El G8 y el cambio climático

Bush bloquea acuerdo sobre cambio climático (IPS)

G8: medioambientalistas hablan sobre el clima y el poder de las empresas (Amigos de la Tierra)

El G8 y América Latina

El G8 y América Latina (Monitor de IFIs en América Latina)

Declaraciones de la sociedad civil

Oxfam y Aministía Internacional: G8, exportadores globales de armas (Solidarios para el Desarrollo)

Declaración de la Sociedad Civil sobre el clima y la deuda (SEEN)

Declaración del grupo de deuda Sur/Norte de la sociedad civil (Choike)

El rock: Live 8

Ante el revuelo del Live 8: un llamado a la reflexión (ALAI)

Campaña de desinformación y operación de relaciones públicas a nombre del G8 (ALAI)

La deuda

La Cumbre de Gleneagles del G-8, las reuniones conjuntas del FMI y el Banco Mundial y la condonación de parte de la deuda externa de algunos países de América Latina y el Caribe (Sistema Económico Latinoamericano)

Transparencia: El reto que deja la condonación de la deuda externa (FOSDEH)

G-8 condonará deuda de Bolivia con el FMI y BM: ¿qué pide a cambio? (Monitor IFIs en América Latina)

Advertencia de activistas contra la deuda sobre la insuficiencia de la propuesta del G8 (Monitor IFIs en América Latina)

El G8 y Africa

Las ilusiones del debate sobre África (Red Voltaire)

Decepción con el G8 entre empresarios y agricultores africanos (Afrol)

G8 y Africa: ayuda sólo si hay privatización (IPS)

Mi imagen de África (Socialist Worker)

La guerra en Irak

De Irak al G8 - El pisoteo cortés del disenso y la verdad (Rebelión)

Condena el Tribunal Mundial sobre Irak a EU y Gran Bretaña (La Jornada)

Artículos y recursos de información

Los nuevos anuncios del G-8: entre la ostentación y la realidad (Alianza Chilena por un Comercio Justo)

Pequeño avance sobre ayuda y deuda; parálisis sobre comercio y clima (Red del Tercer Mundo)

El G-8 se queda corto en sus mediáticas promesas de acabar con la pobreza (Rebelión)

G8 2005 - Información especial de IPS (IPS)

Condonación de la deuda: ¿ejercicio "ingenioso" de lavado de imagen? (Biodiversidad L.A.)

Un año después

El G-8: una historia sobre mantener y perder el poder (Adital)

Panorama desde la cumbre - a un año del G8 en Gleneagles (Oxfam International)

La Iniciativa Multilateral de Alivio de la Deuda: lo bueno, lo malo y lo feo (Jubilee Debt Campaign)

A un año del acuerdo sobre la deuda del G8: ¿Qué pasó y qué se viene? (Eurodad)


Choike es una iniciativa del Instituto del Tercer Mundo
www.choike.org | Contacto | Avda. 18 de julio 2095/301, Montevideo 11200, Uruguay | Tel.: +598 2403 1424