Derechos civiles y políticos de las mujeres como derechos humanos

Instrumentos para la defensa de los derechos civiles y políticos
>>Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP)
Adoptado por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1966, estipula la protección de los derechos civiles y políticos. Muchos de ellos se centran en proteger a los ciudadanos de los abusos del estado de poder.

>>Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación (CEDAW en inglés)
Ofrece a las mujeres protección contra las violaciones de sus derechos políticos y civiles. Complementa el PIDCP en el hecho de que se extiende sobre la naturaleza de los derechos civiles y políticos de las mujeres y hace un llamamiento para que los Gobiernos tomen acciones para promover una mayor igualdad entre los hombres con respecto a la vida pública, estatus legal y cuestiones nacionales.

>>Plataforma de Acción de Beijing
Contiene una sección sobre mujeres en posiciones de poder y de toma de decisiones que establece una serie de acciones cordadas por los Gobiernos para tratar de resolver la desigualdad de género en la vida pública.

>> Declaración de Derechos y Responsabilidades de los Individuos, Grupos y Órganos de la Sociedad para Promover y Proteger Derechos Humanos Universalmente Reconocidos y Libertades Fundamentales
Promovido por Amnistía Internacional.

La Declaración Universal de Derechos Humanos (1948) combina derechos civiles, políticos, sociales y económicos en un único documento estándar. Los tratados posteriores sobre derechos humanos ponen de manifiesto los esfuerzos de la comunidad internacional para dotar a estos derechos de una base legal a nivel nacional e internacional. Sin embargo, el sistema de tratados que se ha desarrollado desde 1948 se ha caracterizado por la existencia de un gran abismo entre los que definen los derechos civiles y políticos de una forma limitada como los derechos humanos “verdaderos” y aquellos que defienden que los derechos económicos, sociales y culturales son más importantes.

Los movimientos de derechos humanos de las mujeres juegan un papel crítico en esta dicotomía porque va contra el principio de la indivisibilidad de todos los derechos. Las analistas feministas de derechos humanos rechazan la jerarquía predominante que otorga privilegios a los derechos civiles y políticos frente a los derechos económicos, sociales y culturales. Las experiencias de las mujeres demuestran que el ejercicio del derecho político a presentarse a un cargo electoral, por ejemplo, depende del acceso a los recursos económicos, así como del apoyo social y del refrendo cultural de mujeres en posición de tomar decisiones. De manera similar, una mujer víctima de la violencia no puede ejercitar su derecho a la libertad ante un “un tratamiento cruel, inhumano y degradantes” si no existen sanciones contra los autores, servicios de apoyo efectivos e independencia económica (es decir, derechos económicos y sociales).

>>Ver informe completo
Fuente: WHR Net

Artículos relacionados
>>Gobernabilidad democrática, nuevo desafío para las mujeres
En el marco del seminario “Género, gobernabilidad y políticas públicas”, las expertas advirtieron que un buen gobierno local no puede ser insensible a la problemática de las mujeres y ajeno a la responsabilidad de políticas que permitan la igualdad de oportunidades entre ambos sexos.
Fuente: Cimac




compartir:   º
Imprimir imprimir   Enviar enviar   corregir 
OPINE AQUÍ >>
COMENTARIOS

Mie 15 Ago 2007
pienso que los politicos no deben de abusar tan bruscamente
, medellin ( )




Choike es una iniciativa del Instituto del Tercer Mundo con el apoyo de Hivos y Mott Foundation
www.choike.org | Contacto | Teléfono / Fax: +598 (2) 902-04-90 | 18 de Julio 1077/903, Montevideo URUGUAY